Ryzom
Cuando matrimonio rima con desafío

De Ryzom Wiki

Saltar a: navegación, buscar

Crónicas de Atys

Matrimonio Merodeador: Cuando matrimonio rima con desafío

Una tarde cualquiera en el campamento de Fuente Oculta. Alrededor del fuego se reúnen los guardias merodeadores enviados desde las Antiguas Tierras y los jóvenes merodeadores reclutados en las Nuevas Tierras. Ellos se preguntan:


¿Os casáis también en las Antiguas Tierras?

Por supuesto. Un matrimonio celebra que dos personas se encuentran y que siempre podrán contar la una con la otra. Al casarse, todo el mundo tiene que demostrar al otro, además de a su familia y a su clan, que es digno de ser uno de los suyos.


¿Cómo demuestran su valía?

¡Ah¡ ¡El ritual amoroso merodeador! Antes de hablar de matrimonio, todo el mundo se toma un tiempo para probar al otro a través de diversas pruebas y pequeños desafíos, como quien no quiere la cosa. Pero las cosas serias no comienzan hasta que la petición se ha hecho oficialmente. Los novios se lanzan mutuamente desafíos que deberán cumplir o no regresar. Es un momento muy delicado, ya que obviamente uno no envía aquello que ama a morir, pero si el desafío es demasiado simple, será una deshonra… Así pues, hay que encontrar algo que lo empuje hasta sus límites, sin sobrepasarlos. ¡A veces también puede servir para deshacerse de un pretendiente muy pegajoso! Mi querida Lokuikas me envió a combatir desarmado a un kirosta de renombre y creí por un instante que no me quería… Pero al final ella tenía razón. Yo le traje el aguijón del kitin como regalo de bodas. Yo le dije que me trajera un varinx salvaje y que lo domase. Ella regresó el día de la boda montada sobre un gran macho terrorífico…

Se enternece.


¿Y si el desafío se hace para librarse de alguien molesto y lo supera igualmente? ¡No queda más remedio que resolverlo por medio de las armas! Aunque esto rara vez sucede. Y esto no es más que el principio de las pruebas…


¿El principio? ¿Qué es lo que viene después?

¡Demostrar a nuestra familia, a nuestro clan y a los invitados de la boda que permaneceremos unidos en la batalla! Cada boda es una oportunidad para nuevos desafíos. Por lo general los novios deben enfrentarse a varios equipos en torneo. Se dice que cuanto más tiempo aguanten en pie ¡Más largo será su matrimonio! Los pruebas son de esta manera más o menos duras en base a la opinión que su entorno tenga de su unión. Aquí sin embargo, pase lo que pase, no se escatima en esfuerzos ¡Tienen que demostrar su valía!


Si después de eso siguen vivos y enamorados ¡Podrían pasar el resto de sus vidas juntos! Pero , ¿Cómo se desarrolla la boda en sí?

No os andáis con rodeos. Alguien reconocido en la comunidad, por lo general un jefe de clan, hace un rápido discurso sobre la importancia de estar unidos en la adversidad además les solicita confirmar su voluntad. Los novios sellan el acuerdo bebiendo del mismo odre, es una manera de decir que lo van a compartir todo y que se profesan confianza mutua. En general, el maestro de ceremonias llena el odre de agua de vida y se anuncia el comienzo de la fiesta.


¿Hay cosas que se pueden hacer o no hacer durante el matrimonio merodeador?

¡Eh! ¡Somos merodeadores! ¡Si haces una estupidez, o eres lo bastante fuerte para asumirlo, o vas a alimentarla corteza! Pero por tradición, el novio y la novia se visten de rojo, o llevan algún elemento al menos de color rojo, como símbolo de la sangre derramada juntos. De todas maneras, después de un día de torneos y de caza, todas las armaduras acaban de color rojo y negro… Otros intercambian anillos, una tradición que se remonta a antes del Primer Gran Enjambre, aunque es algo un poco viejo y ha perdido todo su significado.


¿Y después de la ceremonia?

¿Después? Se bebe, se ríe y casi siempre se termina en una pelea… amistosa, por supuesto. En cuanto a lo que harán los casados al final de la tarde, no te concierne, maldito metomentodo, además con tu cara de engendro no serías invitado a esa parte.


Todo el mundo estalla en una carcajada, mientras que la conversación empieza a girar en torno a otros temas.